El cuidado del pie durante los 365 días del año.


A la hora de pensar en nuestra salud, el pie suele ser el último de nuestros pensamientos. No debería ser así debido a que es la base de nuestra independencia: gracias a ellos somos bípedos, podemos movernos y desplazarnos a donde lo necesitemos, nos permiten realizar nuestra vida diaria normal. De este modo, es una de las partes más importantes de nuestro cuerpo ya que sin ellos muchas de nuestras actividades están imposibilitadas, y todos sabemos lo impotentes que nos encontramos a la hora de tener un problema en nuestros pies. Ellos soportan nuestro peso, nos permiten el desplazamiento y nos ayudan a mantener nuestro equilibrio.
Una vez hecho incapié en ello, ¿por qué no cuidamos nuestros pies como se merecen? A continuación, os vamos a dar unos cuantos consejos para el cuidado de los pies muy útiles y que es la base para mantener un pie sano.
Esos consejos son los siguientes:
Hidrata tus pies todas las noches. Ello nos evitará la sequedad de la piel y que aparezcan las temidas grietas como consecuencia. Es muy importante no aplicar la crema entre los dedos, ya que humedecen demasiado esa zona y pueden surgir problemas como infecciones debido a la rotura de su capa de defensa.
Corta las uñas de forma recta. De este modo podemos evitar la aparición de las uñas encarnadas, ya que el corte incorrecto de la uña es la causa más habitual para la aparición de este problema.
Usa unos zapatos cómodos y no muy estrechos. Siempre debemos seguir el siguiente lema: «el calzado debe adaptarse al pie, no el pie al calzado». Unos zapatos inadecuados pueden generar diferentes problemas desde dedos en garra y juanetes hasta problemas serios como fascitis plantar.
Lávalos a diario y sécalos bien, sobre todo entre los dedos. Como el resto de nuestro de cuerpo, en el pie se debe mantener el mismo ritmo de higiene. Secarlos es importante, sobre todo entre los dedos para evitar infecciones por estar demasiado humedecidos. 
Revisa tus pies diariamente. Es importante revisarlos para la detección temprana de diversos problemas que pueden ser fácilmente solucionados.
Usa calcetines de materias naturales. Usar calcetines sintéticos pueden alterar la piel e incluso producir alergias.
Camina al menos media hora al día. Necesitamos mantener los músculos y la circulación sanguínea de los pies en buen estado para permitir un buen funcionamiento del pie.
Protégelos en espacios públicos. En los espacios públicos, como los baños de los gimnasios, debemos proteger siempre nuestros pies con unas chanclas para evitar el contagio de infecciones como las verrugas plantares.
  • Ante cualquier duda o lesión, acude al podólogo. El podólogo el es profesional indicado para el cuidado, diagnóstico y tratamiento integral del pie.

Recordad, los pies son importantes y, por tanto, su cuidado también es importante.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s