Reconstrucciones de uñas

Las uñas son anejos cutáneos, que se forman a partir de células queratinizadas que están localizadas en diferentes capas. La función principal de las uñas es la protección de los dedos. Su crecimiento es continuo, normalmente tardan unos 12 meses en renovarse completamente, dependiendo de la edad y de las condiciones de la persona.

En muchas ocasiones las uñas se dañan, ya sea por enfermedades sistémicas, como es el caso de la psoriasis o la atrofia de la matriz ungueal a causa de las tracciones de la matriz ungueal, microtraumatismos de repetición, golpes con el calzado, etc.

Los podólogos nos encontramos con muchas alteraciones en las uñas, por ejemplo la separación de la uña sobre el lecho ungueal, a causa por la consecuencia de diferentes golpes que se producen, causando hematomas, ocasionando la formación de una nueva uña, y en muchos casos el crecimiento de esa nueva uña se puede ver afectado a un mal crecimiento, provocando cambios incluso en la estructura del dedo.

Otro ejemplo es el daño que provoca las micosis ungueales, que en los casos más graves, la apariencia de dichas uñas provoca un rechazo en la persona.

¿Qué soluciones hay?

Una de las soluciones son las uñas de Gel, sin embargo una de las diferencias importante, es que no son las típicas uñas de gel que se aplican en los centros de estética. Este tipo de uñas requieren de una titulación universitaria para colocarlas debido a que llevan un medicamento, por lo que hay que tener en cuenta las contraindicaciones que puede presentar este medicamento.

Hay otros materiales como los llamados uñas de polímero de Resina, Que a diferencia de las uñas de gel, tiene una técnica muy parecida pero con la diferencia que no lleva un medicamento.

¿Cómo se realiza la reconstrucciones de las uñas del pie?

  1. Antes de empezar con el tratamiento se realiza un fresado y una limpieza de toda la zona afectada.
  2. Una vez ya dejado esa uña limpia, realizamos la preparación del producto sobre la superficie de la uña.
  3. Una vez que esté preparado y puesto en el lecho ungueal el producto, lo dejamos secar y realizaremos la nueva forma de uña.

La duración de este tratamiento dependerá del ritmo de crecimiento de la uña, hay tratamientos que duran 3 meses, y otros 6 meses, cada caso es individual. Por lo que hay que ir las siguientes revisiones con el podólogo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s