Los regalos de la vida

Vuelvo a escribir un pequeño testimonio, historias que ocurren y a pesar de ser detalles tan pequeños, son de los más bonitos que te dan la vida.

Actualmente me encuentro haciendo prácticas de enfermería en neurología; Daño cerebral reversible. Un pabellón especializado en la rehabilitación de daño cerebral, personas que han tenido algún que otro accidente y le ha afectado bastante a su vida.

Esta es la historia de una mujer no muy mayor, 40 años, que sufrió un accidente, no sé exactamente qué tipo de accidente tuvo, ocasionando un daño cerebral grave. Fue ingresada en el hospital y se quedó en coma. Tras dos meses de coma, una buena mañana se despertó, toda una sorpresa para el personal; siempre es bonito ver que un paciente sale adelante, aunque sea el abrir los ojos.

Esta mujer fue derivada a la unidad en la que me encuentro para continuar los cuidados y empezar poco a poco la rehabilitación, determinar cuál ha sido el alcance de sus lesiones.

La mañana que la trajeron al pabellón, como siempre el equipo de enfermería hace una primera valoración de arriba abajo, viendo todo, desde su estado físico hasta psicológico.

Es una paciente que presentaba traqueotomía, presentaba una PEG, que es un tubo que se comunica con el estómago para poder alimentarse, estaba sondada. Poco podía hacer la paciente, solamente movía los ojos, nos miraba con cara de tristeza, una mirada cansada. No dejaba en ningún momento de mirarnos. No movía nada, no podía hablar, no toleraba estar sentada en el sillón. Nada de nada, solo miraba.

Al tercer día de estar ingresada ya en la unidad, como siempre, antes de que se vaya el turno de noche se dice el parte al turno de mañana para ver cómo está cada paciente.

Tras recibir todo el equipo de enfermería y el equipo médico el parte del turno de la noche, yo procedo a preparar la medicación con la enfermera. Empezar a ordenar toda la medicación y dejarla lista.

En ese momento decidí empezar por esta mujer, ya que era la que más cositas había que poner, a la vez había que limpiar la traqueo, aspirar los mocos, etc., etc.

Preparé todo lo que necesitaba, me cogí el carro de curas junto con toda la medicación. Tras llegar a la habitación, como siempre:

“ Holaaaa, buenooos días”, “ ¿Cómooo estas?”, “ Mira que sol hace fuera eee”

Y procedía a limpiar la vía, meter medicación por vía intravenosa y mientras tanto ella solo me miraba con sus ojos, yo mientras tanto la iba explicando lo que iba haciendo. Tras limpiarle todo, aspirarle los mocos, cambiarle la cánula, procedí a  quitarle el bote de alimentación que tenía y procedía a preparar agua para que bebiese:

“Te voy a quitar ya el bote, que veo que te lo has comido todo todito, tenías hambre ee”, “Voy a limpiarlo y lo lleno de agua para que puedas beber”

Tras colocar el bote con agua encender para que se metiera agua en su cuerpo, ocurre una pequeña cosa tan bonita, que me dejo súper emocionante:

“Bueno peque, ya tienes todo preparado, voy a encenderte la máquina para que puedas beber agua, que si no, vas a pasar muuucha sed”

“Mira como va bajando el agua, sí que tienes sed eee”

Y en ese instante momento, duro muy poquito, diría como 4 segundos, ella se rió, SI, SI, se rió durante 4 segundos. Mi primera reacción fue mirarla con cara de no dar crédito a lo que había oído, pero si, se había reído.

Una paciente que no podía hacer nada, no era capaz de moverse, solo te seguía con la miraba, ninguna palabra pero por un momento se había reído.

Y es que a veces no nos damos cuenta todo lo bueno que una simple sonrisa puede llegar a hacer.

Doy gracias por este pequeño regalo que me ha dado la vida ese día y ojala sepamos fijarnos y aprovechar de los pequeños detalles que nos da la vida.

También aprovechar a deciros que ya no solo estoy trabajando en la clínica de Humanes; Fishuma, sino que estoy colaborando y ayudando al Grupo Jericó: Os dejo el enlace: https://grupojerico.es/

Es una pequeña empresa, que da asistencia sanitaria a domicilio. Actualmente les estoy ayudando a dar cobertura en la parte podológica y echarles una mano en lo que pueda. Ayudar a difundirla, que los inicios siempre son difíciles.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s